5 tendencias que impactan la gestión de la cadena de suministro en medio de la crisis

Xcellence

Cadena de suministros

Actualmente, las cadenas de suministro globales enfrentan retos constantes en diferentes niveles, por esta razón, es necesario analizarlos e identificar las acciones o estrategias que están implementando las empresas darle solución a los mismos.

Ahora veamos ¿Qué es la cadena de suministro?

Cadena de suministro

La cadena de suministro son todas aquellas actividades relacionadas con la transformación de un bien, desde la materia prima hasta el consumidor final; además, es considerada como la red de servicios, materiales y flujos de información vinculados a los procesos de relaciones con los clientes (Krawjesky et al, 2008).  Cabe resaltar que la gestión de la cadena de suministro es una función estratégica que involucra todas las operaciones que son indispensables para que una solución llegue al cliente o usuario final.

La siguiente imagen muestra los actores y procesos que intervienen en la cadena de suministro:

Cadena

Fuente: Tomado de: https://www.ilen.edu.pe/ (este vínculo también se puede enlazar a la página principal para que nos de posicionamiento)

Teniendo el concepto claro es válido hacernos la siguiente pregunta ¿Por qué decimos que la cadena de suministro está en crisis?

Las organizaciones se enfrentan a múltiples retos derivados de las disrupciones y cambios que se están presentando en la cadena de suministro, los cuales involucran, en promedio, cerca de un 45% de las ganancias anuales de las compañías (Knut, 2021). Adicionalmente, el 94% de las empresas de la lista estadounidense Fortune 1000, se vieron afectadas, en un mayor o menor grado, por los efectos del COVID – 19 (Salvador, 2020).

El conflicto entre Rusia y Ucrania ha generado interrupciones en los vuelos, lazos comerciales y el suministro de productos, además de un alza en los precios de alimentos, vehículos, energía, acero, entre otros; no obstante, los cambios en la cadena de suministro no responden exclusivamente a fenómenos actuales, también son efectos de interrupciones o situaciones de algunos años atrás.

Por ejemplo, en el 2011, el tsunami en Japón y las inundaciones en Tailandia, perjudicaron la producción de tecnología; las explosiones en el año 2015 en el puerto de Tianjin China, desaceleraron el flujo de operaciones, las disputas comerciales entre Corea del Sur y Japón, en el 2018, afectaron los suministros de productos electrónicos en el mundo. El bloqueo del Canal de Suez en Egipto en el año 2021, por el encallo de un portacontenedor, generó el cierre de este canal por el que circula más del 10 % del tráfico del comercio marítimo mundial (Terino et. al, 2022).

Estos, entre otros eventos, han generado una serie de interrupciones logísticas que crean un efecto dominó en las cadenas de suministro globales; los barcos deben enfrentar desvíos o la ralentización cuando llegan a los principales centros de tránsito, generando restricciones en los flujos comerciales globales que limitan el acceso de las empresas para importar productos y reabastecer sus inventarios (KPMG, 2022). Este tipo de interrupciones generan sobrecostos para todas las industrias, especialmente, en el valor de los fletes marítimos.

En Colombia, aunque no se ha evidenciado una fuerte escasez de bienes en medio de la crisis de la cadena de suministro a nivel global, los consumidores están pagando cada vez más por productos como computadores, electrodomésticos y automóviles (Valencia, 2021); según datos de ANALDEX, en el puerto de Buenaventura, en Colombia, por donde circula casi el 60% del comercio que proviene del exterior, el valor de los fletes se incrementó hasta en 3 o 4 veces su costo, generando que la cadena logística no pueda desarrollarse con normalidad y se afecte la eficiencia en las entregas (ANALDEX, 2021).

La crisis en la cadena de suministro, sin importar el tamaño o sector, afecta transversalmente a todas las industrias; sin embargo, las empresas más afectadas, en su mayoría por desabastecimiento, son las que tienen sus proveedores en el exterior.

Ahora es momento de resaltar algunas tendencias que se evidencian en la gestión de la cadena de suministro y las acciones que las compañías, a nivel global, han implementado para responder a la crisis y reducir los efectos negativos en su rentabilidad y sostenibilidad. Conoce más sobre tendencias en la gestión de la cadena de suministro en medio de la crisis en nuestro webinar

Conozcamos 5 tendencias y acciones de respuesta para la gestión de la cadena de suministro en medio de la crisis

  • Tendencia 1: búsqueda de la eficiencia en la última milla

Somos conscientes de que los consumidores son cada vez más exigentes en aspectos como el tiempo y los costos de entrega de sus pedidos; el objetivo es buscar aumentar la eficiencia en las entregas a precios asequibles.

¿Cuál es la acción recomendada? Encontrar áreas o espacios en la planeación de las rutas que permitan optimizar los tiempos de las entregas; esto lo podemos lograr determinando mejoras en la definición de rutas buscando tiempos de entrega más eficientes vinculando al análisis variables como: ventanas horarias de entrega a cliente, horarios de conductores, número de entregas y tiempo disponible para ejecutar las entregas.

  • Tendencia 2: implementación de tecnologías para la automatización de los procesos en la cadena de suministros 

La automatización y la robótica están impulsando la transformación de la cadena de suministro. Como empresas, debemos buscar aumentar la productividad de las operaciones logísticas estableciendo metas cada vez más exigentes donde la opción sea involucrar tecnologías como RPA, IA, Cloud, entre otras.

¿Cuál es la acción recomendada? Definir un mapa de las operaciones donde se puedan observar los espacios susceptibles de eficiencias y automatizaciones; es necesario que analicemos las alternativas tecnológicas para la implementación como: robots, drones y software de automatización de operaciones.

  • Tendencia 3: flexibilidad como pilar de las operaciones de la cadena de suministros 

La gestión de las cadenas de suministros debe ser adaptable y sensible a los cambios de la demanda. Cabe resaltar que cada vez más empresas están adoptando un enfoque flexible de la logística, lo que permite que la cadena de suministro se expanda o se reduzca fácilmente ante los cambios en el mercado.

¿Cuál es la acción recomendada? Establecer esquemas de planeación de las operaciones por escenarios a corto, mediano y largo plazo. Es nuestra misión monitorear periódicamente los datos del flujo de las operaciones para ampliar la capacidad de maniobra ante cambios imprevistos. 

  • Tendencia 4: economía circular para asegurar el abastecimiento y reducir el costo de las materias primas 

Las empresas están optando por diseñar productos que una vez consumidos puedan recoger y convertirlos de nuevo en materia prima, esto con el fin de enfrentar al aumento de los costos y las dificultades en la disponibilidad de materias primas importadas.

¿Cuál es la acción recomendada? Analizar oportunidades y definir un plan para que los productos de nuestras empresas puedan ser aprovechados posconsumo y reutilizados como materias primas o recursos para el uso futuro en las operaciones.

  • Tendencia 5: monitoreo continuo de la cadena de suministro 

La medición del desempeño de la cadena de suministro implica hacer todos los esfuerzos posibles para monitorear, auditar y analizar las condiciones de las operaciones de la organización.

¿Cuál es la acción recomendada? Analizar y definir los mecanismos para el monitoreo y control oportuno de la cadena de suministro; estos mecanismos pueden ser torres de control para el seguimiento periódico de indicadores clave de las operaciones, software de gestión y control de inventarios, entre otros.

En conclusión…

Si bien, los eventos asociados a globalización, geopolítica y la pandemia (COVID – 19) han generado retos para las operaciones y el flujo normal en la cadena de suministro, también habilitan una serie de oportunidades para su capitalización, por esto es necesaria, la integración de saberes y tecnologías para la optimización de los procesos.

Trabajar en conjunto con los clientes y proveedores permitirá conocer las necesidades y oportunidades para gestionar los riesgos en la cadena de suministros. Se deben tener cadenas confiables y resilientes que garanticen el flujo de las operaciones.

Adicional a esto, es necesario garantizar una mayor velocidad de respuesta en las operaciones logísticas a través de la implementación de sistemas de automatización. Asimismo, construir una red de proveedores con ubicaciones geográficas cercanas que nos brinden alternativas de bajo riesgo.

Por último, es recomendable realizar un mapeo completo y periódico de la base de suministros, desde materias primas hasta los productos terminados y cómo estos llegan al cliente o consumidor final, desarrollando así un plan para lograr visibilidad en cada nivel de la cadena de valor que permita mejorar los resultados operativos. Descarga la Herramienta 10X Value Chain Assessment – Crisis Versión para trabajarla con tus equipos de innovación y producción. Esta herramienta nos permitirá analizar, de manera exploratoria, los impactos potenciales de las coyunturas actuales en la cadena de valor de la organización.

A partir de este análisis, podremos identificar los retos específicos y líneas de acción de innovación en un entorno de crisis.

¿Quieres saber más sobre estrategias de respuesta a la crisis en las cadenas de suministro y oportunidades de optimización de las operaciones?

Te invitamos a conocer más sobre nuestra línea de servicio Xcellence para la gestión de la excelencia operacional y la innovación continua en tus procesos...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.